Budín marmolado con matcha – 2 recetas

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Conocen el té matcha? Es en polvo, creo que japonés. (Si, es japonés, acabo de googlearlo). Bueno, la cosa es que en los últimos años internet se llenó de tortas y cheesecakes y cookies hechas con matcha. Todas lindas, con un verde claro que resalta y que, como dicen que este té en polvo tiene beneficios saludables, te parece que estás ayudándote a vivir más años.

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Yo, enfermita que soy por los ingredientes nuevos, sobre todo si los veo por toda la web y acá todavía no llegaron como el aceite de coco o el kale en su momento, empiezo con la campaña de encontrarlo. Tarde o temprano aparece, casi siempre en el barrio chino (donde más no?) y me tiro de cabeza para comprarlo, cueste lo que cueste. Casi literal porque el matcha me salió una cantidad interesante por un paquetito así de chiquitito, sin etiqueta ni nada, que casi me cuestioné si no era truchito.

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Llegué a casa y empecé a buscar recetas. Como también me pasa casi siempre en estas situaciones, después de tantas ganas de tenerlo, no se que cocinar. No porque no haya recetas por todos lados, pero como que ninguna me convence, siempre un pero.

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Después de analizar alternativas decido hacer un budín marmolado con chocolate buenísimo que hago hace bastante. El contraste va a quedar genial pensé. Y si miran la foto de arriba antes de entrar en el horno el verde es marcado.

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Bueno, el verde dudoso que salió del horno me pinchó un poco el globo. Pero probemos otra receta, sin chocolate esta vez. Y antes de ir al horno parecía que el verde se había perdido en el marmolado (vean la foto abajo). Pero no. Finalmente salió del horno el budín que había imaginado, con el verde un poco pálido del matcha. Marmolado con una parte clara resulta que el verde queda como tiene que ser.

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Eso sí: el gusto era el mismo de siempre. Yo la verdad no le encontré variante por tener matcha. Pero vieron que lindo que queda? Y además, si no usan el té verde, tienen dos budines marmolados increíbles. De los de siempre, diría mi abuela.

Budín marmolado con matcha - 2 recetas

Budín marmolado con matcha - 2 recetas
 
Rinde: 8 porciones c/u
Ingredientes
Para el budín de chocolate:
  • 110g chocolate semi amargo, en pedacitos
  • ¾ cucharadita cafe instantaneo (yo uso Nescafe espresso)
  • 210g (1½ tazas) harina 0000
  • ¾ cucharadita polvo de hornear
  • ¾ cucharadita bicarbonato de sodio
  • Pizca grande de sal
  • 60g manteca, a tº ambiente
  • 150g (3/4 taza) azúcar
  • 2 huevos a tº ambiente
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 1 taza queso crema
Para el budín de vainilla:
  • 280g (2 tazas) de harina 0000
  • 1 cucharadita sal
  • 1 cucharadita polvo de hornear
  • 340g manteca, a tº ambiente
  • 300g (1½ tazas) azúcar
  • 6 huevos, a tº ambiente
  • 3 cucharaditas matcha en polvo
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
Modo de Preparación
Para el budín de chocolate:
  1. Prender el horno a 170ºC. Enmantecar y enharinar un molde de budín mediano o forrar con una tira de papel manteca el fondo y bordes angostos.
  2. Derretir chocolate con el café, en el microondas de a 30 segundos revolviendo bien cada vez, o sobre un jarro con agua hirviendo sin que el fondo del bowl toque el agua.
  3. En un bowl grande batir manteca con azúcar un par de minutos.
  4. Agregar huevos de a uno, batiendo bien cada vez.
  5. Agregar vainilla y queso crema batiendo bien por un minuto.
  6. Agregar lo seco tamizado (aparte, o como hago yo que lo tamizo directo sobre el bowl) y batir a velocidad baja solo hasta que esté unido sin partes de harina.
  7. Pasar 1 taza de esta preparación a otro bowl y agregar la mezcla de chocolate. Mezclar hasta que esté bien unido.
  8. En el molde poner la mitad de la mezcla de vainilla, arriba la mitad de chocolate, otra vez vainilla y otra vez chocolate.
  9. Con un cuchillo marmolar un poco.
  10. Cocinar por unos 50 a 60 minutos, hasta que un probador salga seco.
  11. Dejar enfriar sobre rejilla de metal antes de cortar. Guardar envuelto en papel film.
Para el budín de vainilla:
  1. Prender el horno a 180ºC. Forrar un molde de 23 x 13cm con papel manteca.
  2. En un bowl grande batir manteca con azúcar, agregada de a poco, por unos minutos hasta que está bien cremosa y clara.
  3. Agregar de a 1 los huevos, batiendo bien después de cada uno.
  4. Agregar la vainilla.
  5. Tener tamizados harina, sal y polvo de hornear (yo los tengo medidos y los tamizo directo sobre la mezcla de manteca cuando lo agrego).
  6. Agregar lo seco en 2 veces, batiendo a velocidad baja y solo lo necesario para mezclar bien.
  7. Dividir la mezcla en dos.
  8. A una parte agregar el polvo de matcha y mezclar hasta que quede uniforme el color.
  9. Poner alternando las mezclas en el molde, cucharadas de la verde, arriba cucharadas de la blanca, así hasta terminar. Con un cuchillo marmolar un poco, no mucho para que queden los dos colores marcados.
  10. Cocinar por 55 a 60 minutos, o hasta que un probador salga seco.
  11. Dejar enfriar un ratito y desmoldar con cuidado. Dejar enfriar del todo.

budín inglés con dátiles y pecans

budín inglés con dátiles y pecans

Este budín es como el budín inglés de los que se consiguieron siempre acá. Un poco más firme y con un estilo galletita manón – hello, cuántos años tenés, no? – de gusto y color, distinto de los que están de moda ahora, todos tiernos y muy cítricos por lo general.

Me gustan los dos, pero hay algunos ingredientes que pegan con el estilo anticuado de hornear. Los dátiles es uno de ellos, más todavía si el budín es con azúcar rubia y tiene pecans tostadas también.

budín inglés con dátiles y pecans

Y porque soy como soy con las recetas y una vuelta de tuerca me gusta siempre, lo hice con manteca avellana, esa que se derrite, se deja hervir con burbujas furiosas, chisporroteando, y que finalmente se pone de color ámbar oscuro, con ese olor a avellana tostada. Cómo le decimos? Manteca avellana? Morena? Brown butter suponiendo que todos lo entienden? Por ahora queda manteca avellana, traducción del francés (beurre noisette) aunque no entiendo porqué no es un término bien conocido en pastelería acá, porque es tan alucinante cuando se usa en lugar de manteca común. Es como tostar frutos secos en vez de usarlos crudos; infinitamente mejores.

Siempre estoy con el tema que los que no están acostumbrados a palabras pasteleriles, piensen que es manteca con avellanas. En fin, teniendo en cuenta que escribo pasteleriles como si fuera una palabra real, puedo decir manteca avellana de ahora en más como si nada, no?

budín inglés con dátiles y pecans

Pueden usar manteca común como en cualquier budín, pero si van a hacer la receta tal cual hay que hacerla media hora antes para poder usarla, la manteca digo. Tiene que enfriarse a temperatura ambiente. Después el budín es clásico y perfecto para el té de cualquier fin de semana de otoño, y ni hablar en invierno.

La manteca avellana (brown butter) le da otra capa de gusto muy, muy interesante. A veces pienso que tendría que acordarme siempre de hacer una cantidad grande y guardarla para ir usándola en todo lo que pueda. Porque si me dejan, en lugar de manteca común usaría la avellana a reventar. Como en éstas galletitas de chocolate.

Los fines de semana fríos pero con sol son los mejores y hay que disfrutarlos. Encontrarse con amigos o juntarse con los hijos a tomar un té y comer algo rico.  Como este budín.

budín inglés con dátiles y pecans

Ah, y los dátiles? Usen los de medjool, lejos los mejores. Grandes, carnosos y con mucho gusto. Casi caramelos.

budín inglés con dátiles y pecans
 
Pueden hacerlo con manteca común como cualquier budín.
Rinde: 8 porciones
Ingredientes
  • 75g de manteca avellana o morena (brown butter)
  • 150g (¾ taza compacta) azúcar rubio
  • 2 huevos
  • 185ml (¾ taza) leche entera
  • 1 cucharada melaza (opcional)
  • 250g (1 ¾ tazas) harina 0000
  • 3 cucharaditas polvo de hornear
  • ½ cucharadita sal fina
  • ¼ cucharadita jengibre molido
  • ¼ cucharadita canela molida
  • Pizca nuez moscada fresca rallada
  • 90g nueces de pecan, tostadas y picadas gruesas
  • 150g (8 grandes) dátiles, de Medjool, sin carozo y en pedacitos
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
Modo de Preparación
  1. Manteca avellana o morena:
  2. Derretir la manteca en una cacerola mediana sobre fuego medio. Cuando empieza a derretirse, revolver apenas y dejarla que empiece a burbujear y chisporrotear. Después de unos minutos, el sonido va a desaparecer. Acá en cuando empieza a dorarse rápido. Cuidado que no se queme el fondo donde están los sólidos de la manteca.
  3. Cuando empieza a tomar olor a avellanas y un color ocre claro, sacarla del fuego, pasarla a un recipiente de freezer y congelar por unos 30 minutos, hasta que esté bastante sólida pero no dura del todo. Se puede poner en la heladera para enfriar, pero va a tardar más o menos el doble de tiempo.
  4. Prender el horno en 180C. Enmantecar y enharinar o forrar con papel manteca o aluminio un molde de budín de 10x20 cm. Si lo forran, que el papel sobresalga de los dos lados largos del molde para que sea más fácil desmoldarlo.
  5. En un bowl grande, poner la manteca avellana y batir con batidora eléctrica hasta que esté un poco cremosa, Ir agregando el azúcar de a poco mientras se bate a velocidad alta.
  6. Agregar los huevos de a uno, batiendo bien después de cada uno. Agregar la cucharada de melaza si se usa.
  7. Tamizar la harina con el polvo de hornear, sal y las especias.
  8. Agregar en 3 partes a la mezcla de manteca, alternando con la leche y vainilla en 2 partes. Batir a velocidad mínima sólo para integrar. No batir de más.
  9. Con una espátula agregar los dátiles y nueces de pecan, mezclar bien y poner en el molde, emparejando la superficie.
  10. Hornear por 45 minutos a 1 hora. Está listo cuando un probador (yo uso los palitos de brochette) sale seco. Si quieren pueden tapar con un papel aluminio el budín los últimos 15 minutos de cocción para que no se dore demasiado la cubierta.
  11. Dejar enfriar sobre rejilla, desmoldar y espolvorear con azúcar impalpable.

 adaptada de esta receta de Vintage Kitchen

Budin de bananas asadas

budín de bananas asadas

Yo no se en la de ustedes, pero en mi cocina, el 99.99999% de las veces el budín de bananas es el resultado de un par de bananas a las que se les pasó el cuarto de hora, situación muchas veces acompañada por varias mosquitas de fruta.

Casi nunca compro las bananas para hacer el budín sino al revés. Y si quiero hacerlo las bananas que tengo están poco maduras, y eso ya sabemos que es un no rotundo para que esta receta sea rica. Esta y cualquier otra de budín (o pan) de banana, porque a menos que estén muy maduras, no tienen mucho gusto después de horneado.

budín de bananas asadas

Por eso hoy vamos por el camino de las bananas asadas. Eso significa que no importa si están verdes y no llegamos al punto de interactuar con las mosquitas – tan chiquititas y tan insoportables.

Lo que queremos es poder usarlas cuando tengamos ganas. Para eso las horneamos por una media hora y salen con la piel noche oscura pero bien blandas y con gusto a maduras. Más fácil no se me ocurre. Una receta para hacer con los chicos también. Eso sí, cuando las sacan del horno esperen un poquito para pelarlas porque están hirviendo. Distraigan a los chicos con algo, éstos juegos interactivos Sara Cocina, ponele, que son muchos y divertidos.

budín de bananas asadas

Después sigue como cualquier budín, con el cremado obligatorio de manteca y azúcar, huevos, ingredientes secos, etc. que conocemos de memoria ya.

Ah, y si quieren costra crocante, le ponen azúcar (con o sin canela) por arriba antes de cocinarlo. Yo hoy no le puse, no porque no me guste sino porque me olvidé. Lástima, porque crocante siempre suma, no les parece?

budín de bananas asadas

Budin de bananas asadas
 
Se le puede agregar un puñado de nueces picadas y/o chips de chocolate.
Rinde: 8 porciones
Ingredientes
  • 280g (2 tazas) harina 0000
  • 1½ cucharadita polvo de hornear
  • ½ cucharadita bicarbonato de sodio
  • 115g manteca, a tº ambiente
  • 200g (1 taza) azúcar
  • 2 huevos
  • 3 bananas medianas con cáscara
  • 2 cucharadas leche
  • 1 cucharadita jugo de limón
  • Azúcar para espolvorear, optativo
Modo de Preparación
  1. Prender el horno a 180ºC. Enmantecar un molde de 27x9 cm o similar.
  2. Poner las bananas con cáscara en una fuente y asar hasta que la piel está casi negra pero el interior blando, unos 20 minutos. Dejar enfriar y pisar.
  3. En un bowl tamizar juntos harina, polvo de hornear y bicarbonato.
  4. En un bowl batir manteca hasta que esté bien cremosa, unos 30 segundos.
  5. Ir agregando azúcar de a poco y batir 2 o 3 minutos, hasta que está claro y aireado.
  6. Agregar huevos de a uno, batiendo muy bien cada vez.
  7. Agregar bananas, leche y limón.
  8. Agregar ingredientes secos y mezclar hasta unir bien, sin partes secas.
  9. Poner en el molde, agregar por encima una o dos cucharadas azúcar si se quiere, y cocinar por 45 a 50 minutos, hasta que un probador salga seco.
  10. Dejar enfriar 10 minutos, desmoldar sobre una rejilla de metal y dejar enfriar del todo antes de cortar.
  11. Se puede guardar durante 2 días envuelto a tº ambiente.

Budín de ciruelas

budin de ciruelas frescas

Domingo a la mañana con este amanecer, preludio de un día increíble.

Mientras espero que se hagan los brownies de cacao que les dije y tengo en el horno – promesa a medio cumplir – y decido qué horario es razonable para llamar a Ju y preguntarle si ya fué o no a la #FeriaMasticar y seguir con la línea del fin de semana pasado en #LeMarche, les paso este budín de ciruelas frescas (si, otra vez budín). Ahora que pienso, la plata perdida en el bolsillo de ayer era del fin de semana pasado. Parece que gasté menos del presupuesto, ja.

budin de ciruelas frescas

El clima de otoño está un poquitín confundido, los arboles siguen verdes y florecidos, no hay colchón de hojas secas por ningún lado y cosas así. Pero la fruta de verano desapareció, y ahora es todo ciruelas, peras, zapallos, un poquito así de aburrido no?. Igual aprovechen y hagan este budín fácil y rico, con azúcar negra, un poquito así de canela, naranja y ciruelas frescas, que largan el jugo y se le hace un poco de costra mientras se hornea.

Sobre todo si la pifian un poquito así con el tamaño del molde como me pasó a mí – y, pasa a veces, aún después de miles de años pasteleando. Le quedan como orejitas cuando lo cortás, porque los bordes treparon más de lo que debían buscando lugar y la fruta se hundió un poco como corresponde.

budin de ciruelas frescas

Los brownies? Salieron como queríamos. Se los subo muy pronto. Y promesa cumplida.

Budín de ciruelas frescas
 
Si el budín empieza a subir por los costados mucho y el centro sigue blando, tápenlo con un pedazo de papel aluminio y dejen que se termine de cocinar; puede que tarde más de lo que dice la receta. Pueden usar cualquier fruta de carozo que queda muy bien.
Rinde: 8 porciones
Ingredientes
  • 210g (1½ tazas) harina 0000
  • 2 cucharaditas polvo de hornear
  • ¼ cucharadita sal fina
  • Pizca canela molida
  • 80g manteca, a tº ambiente
  • 150g (3/4 taza) azúcar rubia
  • 2 huevos
  • ⅓ taza (80ml) aceite de girasol (yo uso oliva a veces)
  • Ralladura de 1 naranja
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 4 o 5 ciruelas frescas, sin carozo y cortadas en gajos
  • 1 cucharada azúcar rubia + pizca canela, para espolvorear
Modo de Preparación
  1. Prender el horno a 180ºC.
  2. Enmantecar un molde de budín de 10x23cm o similar. Enmantecar o rociar con spray y poner papel manteca o aluminio en el fondo.
  3. Tamizar harina, polvo de hornear, sal y canela.
  4. En un bowl grande, batir manteca un poco e ir agregando azúcar mientras se bate siempre. Batir 3 minutos, hasta que esté bien cremosa y clara.
  5. Agregar huevos de a uno, y batir bien para unir todo.
  6. Agregar el aceite batiendo y después ralladura y vainilla. La mezcla va a quedar brillante, medio satinada.
  7. Batiendo lo indispensable para mezclar bien, agregar lo seco en 2 veces.
  8. Poner la mezcla en el molde y alisar la superficie.
  9. Poner las ciruelas en dos filas, y espolvorear con la cucharada de azúcar y canela.
  10. Hornear por 45 a 50 minutos, hasta que esté dorado, las ciruelas un poco caramelizadas y un probador en el medio salga seco.
  11. Dejar enfriar, desmoldar y servir a tº ambiente.
  12. Se puede guardar, envuelto, en la heladera por un par de días.

adaptado de Baking from my Home to Yours, de Dorie Greenspan

Budín de lima limón

chocolate ice cream - orange cake 549

Teniendo en cuenta los años que vengo pasteleando, los más de 300 libros de cocina en mis estantes, aún mayor cantidad de revistas del mismo rubro, y recetas sueltas arrancadas de todos lados, sin contar los blogs que leo diariamente, a veces me sorprende encontrar una variante muy buena de tortas simples. Como una receta de un budín de lima limón, ponele. Cuántos budines de limón hice? Pufff

chocolate ice cream - orange cake 526
Como ya lo dije otras veces, en este país el budín garpa. No falla nunca, raro que no se coma. Ponete un puesto de budines tipo carrito de panchos y te va a ir bien.

chocolate ice cream - orange cake 532
Esta receta la hice dos veces en una semana y pico, es decir que en la oficina la comieron dos lunes seguidos – nunca llegó al martes. La primera la lleve así nomás, ni espolvoreado con azúcar impalpable, porque como les dije antes, que puede ser muy relevante en el budín de limón nro 762981 que hago, no?

Budín de lima limón

Budín de lima limón
Pero uno subestima, y esta receta con queso crema + manteca – una mezcla que ya la usé en el budín de nuez que sabemos funciona de maravillas – paso al ‘top of the list’ en el rubro budines cítricos.

Budín de lima limón

La lima es la base de la receta original y yo le agregué limón por dos razones: la combinación me gusta mas que cualquiera de los dos cítricos por separado, y en la oficina es mejor ir por el lado tradicional. Y la lima sola es un gusto muy particular, ácida pero tambien áspera, seca.

chocolate ice cream - orange cake 546

Lo solucioné usando jugo de limón y ralladura de lima en la masa, y los dos jugos en el glaseado. Usen lo que quieran y/o tengan a mano.

Y cuánto dura? Días, siempre y cuando lo envuelvan en film.

Viene el fin de semana largo, Pascuas y todo eso. Va a haber que cocinar. Pásenla bien. Con o sin budín de lima limón.

Budín de lima limón
 
Rinde: 8 porciones
Ingredientes
Para el budín:
  • 210g (1½ tazas) harina 0000
  • ¼ cucharadita bicarbonato de sodio
  • Pizca grande de sal
  • 125g manteca, a t* ambiente
  • 110g queso crema (yo uso Casancrem común), a t* ambiente
  • 150g (1½ tazas) azúcar
  • 3 huevos
  • ½ cucharadita extracto de vainilla
  • Jugo de medio limón
  • Ralladura de 1 lima
Para el glaseado:
  • ¾ taza azúcar impalpable
  • Unas cucharadas de jugo de lima y limón, o uno de los dos
Modo de Preparación
Para el budin:
  1. Prender el horno a 180*C. Forrar un molde de 9x25 o similar con papel manteca o aluminio, o enmantecar/rociar con spray y enharinar.
  2. En un bowl batir manteca y queso crema hasta que este bien liso. Agregar ralladura y el azúcar de apoco mientras se bate sin parar. Esto lleva unos 3 minutos para que se airee bien.
  3. Agregar los huevos de a uno, batiendo bien cada vez. Agregar vainilla y jugo de limón.
  4. Mezclar en otro bowl la harina con el bicarbonato y la sal. Agregar tamizando en dos veces sobre la mezcla de manteca. Batir solo hasta que este bien unido.
  5. Poner en el molde y hornear por 45 a 50 minutos, o hasta que un probador salga seco.
  6. Dejar enfriar sobre una rejilla de metal y desmoldar.
Para el glaseado:
  1. En un bowl chico mezclar azúcar con unas cucharadas de jugo de limón y/o lima.

Adaptado de Baking for all Occasions, por Flo Braker