Caipirinha de frutilla y maracuyá

Caipirinha de frutilla y maracuyá

Si vamos a tener ‘actitud frutilla’ como mínimo que dure una semana. Y si es en un trago mucho mejor. Y si es una caipirinha de frutilla y maracuya, fruta que amoooo, muchísimo mejor.

Como les conte en el post anterior – con esa trenza danesa de frutillas, almendras y lima que es de locos – Vero de Alma Singer inauguró lookete nuevo para su blog, y nos convenció de subir una foto con tema: #FrutillasAlmaSinger. Yo, por alguna razón, tiendo a la frambuesa, mora y cereza. La frutilla será que se consigue fácil o que se yo, pero la dejo siempre para después. Y francamente no se porqué.

Caipirinha de frutilla y maracuyá

Este trago es un ejemplo de la infinidad de recetas que se pueden hacer, asi como los scones con frutillas frescas y naranja, que hace mucho que no hago.

Caipirinha de frutilla y maracuyá

En algún momento que merodeamos con unos amigos con la idea de poner un bar – y quién no tiene esa idea tarde o temprano, no? – vino un chico amigo de alguien que no me acuerdo bien quién era, que nos mostró un par de tragos fáciles y que les gustan a todos.

Armamos un mini bar, con fruta, limas, hielo, y cosillas así y nos dispusimos a aprender un poco.

Caipirinha de frutilla y maracuyá

Antes de agregar la cachaça

‘Hagamos una caipi de maracuyá’ nos dijo.   ‘Uhhh que bueno! Me encanta el maracuyá’ dije yo.

Acto seguido, mete unos pedazos de frutillas frescas en el vaso. ‘Pero no era de maracuyá?’ pregunto.  ‘Si, pero lleva frutillas’ me contesta.

‘Entonces es una caipirinha de frutillas y maracuyá’, opine.  ‘No, es de maracuyá pero lleva frutillas’.

En fin, se darán cuenta mi opinión si leen el título de este trago. Definitivamente es una caipirinha de frutilla y maracuyá. Porque ademas, lleva algo más frutilla que maracuyá. Y no es lo mismo sin una o la otra. Tiene que haber de las dos.

Caipirinha de frutilla y maracuyá

No hay mucho misterio en esta receta, aunque es extraña esa palabra cuando se trata de un trago. Vale aclarar que es una receta que hay que adaptarla al paladar de cada uno, es mas una lista/guía de ingredientes. Algunos le agregarán más dulce, otros más alcohol…

Los vasos que sean mas bien petisones y anchos, como en cualquier caipirinha. Las frutillas se machacan con un poco de azúcar – algo para lo que se vende un utensilio especial y que yo reemplacé por el palito del mortero chiquito que tengo de mármol, un poco pesado para el trabajo pero eficaz por el momento – y van largando el jugo mientras que se disuelve el azúcar. Se agrega el maracuyá, también llamada fruta de la pasión, hielo y por supuesto la cachaça.

Caipirinha de frutilla y maracuyá

Es una combinación que no falla y un cambio del trago tradicional. Usen vodka y tienen una caipiroska.

Chin chin.

 

Caipirinha de frutilla y maracuyá

Cantidad 2 tragos

Para la pulpa de maracuyá, simplemente colarla apretando bien para sacar todo el jugo que se pueda.

Ingredientes

  • 1/2 taza frutillas frescas, sin cabitos en pedazos
  • 5 o 6 cucharadas azúcar
  • 1/2 taza jugo fresco de maracuyá, con o sin pulpa
  • 120cc aprox. Cacahça
  • Hielo, en pedazos grandes

Instrucciones

  1. Dividir la frutilla y azúcar en partes iguales entre los dos vasos.
  2. Machacar despacio las dos cosas para que la fruta empiece a largar el jugo y el azúcar se disuelva.
  3. Agregar hielo hasta casi llenar los vasos, y después agregar la mitad del jugo de maracuyá en cada vaso.
  4. Agregar hasta llenar cachaça en cada vaso.
  5. Decorar con frutilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *