Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

Si la idea de cheesecake para uds es algo cremoso, les digo que se desmayan al primer bocado. No es fácil explicar lo distinta que es la textura de esta cheesecake de 8 horas al lado de cualquier otra que hayan comido, como si la panna cotta y la crema de noche – esa pesada y untuosa que usaba tu abuela – hubieran tenido una hija. Así es la textura incomparable de esta maravilla, que tiene sus pasos para llegar a ser tan increíble, como horas y horas en un horno muy bajo, tipo merengue de bajo. Así cualquiera dirán, y tienen razón.

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

Cuando veo uvas me acuerdo de esta receta, porque viene con yapa el post de hoy.

Déjenme que los introduzca a las uvas asadas, una pavada de hacer con un resultado fabuloso. Las uvas se caramelizan y, con tanto azúcar natural que tienen, quedan requetedulces. Caramelitos. El snack mas dulce y saludable que se les ocurra. Algo que no se esperan. Igual que la textura de la cheesecake.

Que sean sin semillas, porque se van a cansar de escupir sino.

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

La torta en si no tiene ningún ingrediente misterioso, pero el horno hace el trabajo que el apuro nunca lograría. La pastelería tiene esas cosas asombrosas donde los mismos ingredientes tienen resultados muy distintos, ya sea por el tipo de cocción o modo de preparación.

Se habrán dado cuenta que no tiene masa, asi que es libre de gluten, doble yapa.

Lo que si lleva es un poco de organización para poder estar tantas horas en el horno sin que tengan que ser esclavas. Yo la hago de día, o a la tarde y la dejo en el horno cuando me voy a dormir, total se apaga solo. Pero mi horno no dura más de tres horas prendido, por eso agarro el turno tarde o vespertino. De 18 a 23 y las últimas tres horas que se arregle sola. A la mañana siguiente el horno ya esta frío, la torta también y va directo a la heladera.

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

Mas allá de eso, no hay nada para hacer, salvo esperar, enfriar en la heladera varias horas – como cualquier cheesecake que se precie de tal – y comer. Un bocado que te cambia para siempre el significado de cremoso.

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas

Cheesecake de 8 horas con uvas asadas
 
Rinde: 8 porciones
Ingredientes
Para la cheesecake:
  • 910g cream cheese a t* ambiente (yo uso Finlandia)
  • 200g (1taza) azúcar
  • 2 cucharadas extracto de vainilla
  • 2 cucharadas cognac
  • 5 huevos, a t* ambiente
Para las uvas asadas:
  • ½ kilo uvas sin semillas
  • ¼ taza vino blanco dulce, algun cosecha tardía
Modo de Preparación
Para la cheesecake:
  1. Prender el horno a 120*C. Enmantecar o rociar con spray vegetal un molde redondo de torta de 24cm, sin fondo desmontable, con bordes de unos 7 cm.
  2. Poner el molde en una asadera o molde de horno con bordes de 3cm.
  3. En un bowl grande, batir el queso hasta que este muy cremoso y completamente liso, sin grumos, 1 a 2 minutos.
  4. Agregar el azúcar de a poco, la vainilla y el cognac. Batir hasta que esta todo bien incorporado.
  5. Batiendo apenas, agregar los huevos de a uno, mezclando muy bien.
  6. Poner en el molde y llenar de agua bien caliente de la canilla 2 o 3 cm.
  7. Llevar con cuidado al horno y cocinar 8 horas. Después de 3 o 4 horas apenas va a estar un poco mas firme.
  8. Después de 8 horas, apagar el horno. Dejar la cheesecake sobre una rejilla de metal hasta que se enfríe completamente.
  9. Tapar y refrigerar por varias ⅚ horas, o hasta 3 días.
  10. Con cuidado desmoldar sobre la fuente que se va a servir. Es muy blanda.
  11. Cubrir con las uvas y servir.
Para las uvas asadas:
  1. Prender el horno a 180*C.
  2. Poner las uvas en una asadera y hornear por una hora, hasta que estén arrugadas y pegajosas.
  3. Yo dejo los racimos enteros porque me gusta, pero pueden ponerlas solas.
  4. Poner las uvas con el vino en una ollita, y dejar reducir sobre fuego medio unos 5 minutos, o hasta que se haga un jarabe.
  5. Guardar en la heladera si sobra.

adaptada apenisimas de Cakes, de Maida Heatter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Leí y título y me dije, 8 horas…está loca!!! Pero déjame decirte que al ver las fotos y darme cuenta que el resultado es la cremosidad con la que sale, pues vale la pena, sin duda.

  2. Hola! Me encanto la receta!! Nada que me guste mas que un cheesecake bien cremoso y untuoso. Una pregunta, ¿para desmoldarlo lo doy vuelta sobre el plato?

  3. Pingback: Focaccia integral con uvas asadas y queso de cabra - Cocina Central