Conitos de dulce de leche y chocolate blanco – o fantasmitas de Halloween

Conitos de dulce de leche y chocolate blanco

Alguien me preguntó ayer algo como ‘Hiciste muchas cosas de Halloween para el blog?’… silencio de radio. Y después una carcajada acompañada por un ‘Muchas?? no hice ni una, soy cero manualidades’ o algo similar.

Y de golpe me acordé de estos fantasmitas que hice algunos años atrás para el otro blog. Para que quede en el archivo, esto es lo más habilidosa que soy en la cocina. Como verán poco, pero la receta es la posta. Una bomba. Lo más.

Conitos de dulce de leche y chocolate blanco

Entonces resulta que los fantasmitas se transforman en los mejores conitos de dulce de leche bañados en chocolate blanco con base de shortbread que probaste. Y ahí tiene sentido haber abierto este post y encontrarte con esos ojitos de chips de chocolate que te miran en la primera foto y que no sabés bien que es. Por eso lo agregué al título, para que no se asusten. Miran para cualquier lado, porque como les dije antes no tengo paciencia para la decoración.

Conitos de dulce de leche y chocolate blanco

Así que pasemos a la receta.

Ya sabemos que es una base de shortbread – esa maravilla de tres ingredientes (manteca, harina y azúcar) crocante, mantecoso y único en el gusto –  que en este caso lleva un par de ingredientes más, y además está hecho con manteca avellana que lo hace todavía mejor de lo que es con manteca común, después viene una torrecita de dulce de leche pastelero hecho en casa (que les paso la medida para que lo hagan si es que tienen dulce de leche común) porque tiene que sostenerse y no chorrearse, y el chocolate blanco, que cuánto mejor calidad mejor el conito. Los ojitos son optativos.

Conitos de dulce de leche y chocolate blanco

Para el dulce de leche tenés que agarrar la manga. Sino probá suerte haciendo pinitos de dulce arriba de las galletitas como puedas, tipo heladero de cucurucho habilidoso. Yo voy con la manga, es más fácil.

El baño de chocolate a mi no me sale muy bien como verán. Los pinitos se me tildan para un costado.

También pueden hacer directo alfajorcitos (y si, siempre hay una alternativa a las manualidades en la cocina). En este caso el orden de los factores no altera el producto. O las formas no alteran el gusto.

Conitos de dulce de leche y chocolate blanco

Lo que si altera es tener esta receta de shortbread y poder hacer dulce de leche pastelero en casa. Eso si que suma. Y aprovecho para dedicarle este post a mi mamá que cumple años el 31- también cumple años ese día la segunda mujer de mi padre, pero eso es para otro momento, o para el diván directamente.

Happy Halloween!

Conitos de dulce de leche y chocolate blanco - o fantasmitas de Halloween
 
Pueden hacer alfajorcitos que es más simple.
Rinde: unos 50 conitos
Ingredientes
Para la base de shortbread:
  • 225g manteca, a tº ambiente
  • 2 cucharaditas jugo de limón
  • 140g (1 taza) harina 0000
  • 125g (1 taza) fécula de maíz o Maizena
  • 1 cucharadita polvo de hornear
  • ⅛ cucharadita sal
  • 1 cucharadita vainilla (extracto o pasta)
  • 1 cucharada leche
  • 150g (3/4 taza) azúcar común
Para el dulce de leche pastelero:
  • 2 tazas dulce de leche común
  • 2 cucharadas (15g) fécula de maíz o Maizena
  • 1 cucharada leche
Para el bañado:
  • 170g chocolate blanco, derretido y tibio
  • Chips mini de chocolate, para los ojos
Modo de Preparación
Para la base de shortbread:
  1. Tener listo un bowl con hielo donde entre medio justa la olla donde se dora la manteca.
  2. Hacer manteca avellana, derritiendo toda la cantidad en una ollita con bordes altos. Cuando empieza a hervir, primero hace espuma y después unas burbujas grandes, todo con mucho ruido. Después de 8 a 10 minutos a fuego medio, las burbujas se van y aparece espuma. Ahí empieza a dorarse, y el olor es a tostado.
  3. Sacar del fuego y agregar el jugo de limón. Va a empezar a burbujear de manera furiosa.
  4. Poner en el bowl con hielo y dejar solidificar. O pasar a un bowl y llevar a la heladera hasta que esté firme.
  5. Pasar la manteca a un bowl grande.
  6. Agregar la harina, tamizándola junto con la maizena, el polvo de hornear y la sal. Mezlcar bien.
  7. Agregar vainilla, leche y azúcar. Mezclar bien todo. Va a ser apenas seco. Si es necesario unir un poco con las manos pero tener cuidado de no trabajarla mucho.
  8. Hacer un cilindro (o dos si es mucha masa) de unos 5cm de ancho, envolver en papel film y enfriar por 1 hora o hasta que pueda cortarse en rodajas sin perder la forma.
  9. Unos 15 minutos antes de cortar las cookies, prender el horno a 150ºC.
  10. Forrar una placa con papel manteca.
  11. Con un cuchillo afilado de cocina, cortar redondeles de 1 cm aprox.. Poner en la placa, dejando un poco entre cada una.
  12. Cocinar por unos 30 minutos, hasta que están apenas doradas.
  13. Dejar enfriar sobre rejilla de metal.
  14. También se pueden hacer un cilindro más ancho, hacer cookies grandes y después cortar el centro con un cortante redondo, como en la foto.
Para el dulce de leche pastelero:
  1. Poner el dulce de leche a calentar en una ollita a fuego bajo, revolviendo seguido.
  2. En un bowl mezclar fécula de maíz con la leche. Unir bien.
  3. Cuando el dulce de leche empieza a ponerse más líquido, agregar la mezcla de leche de a poco mientras se mezcla con cuchara de madera o espátula.
  4. Llevar a hervor, revolviendo siempre, por unos 3 o 4 minutos, con cuidado que no se pegue el fondo de la cacerola.
  5. Dejar enfriar del todo y poner en la heladera 1 hora antes de usar.
  6. Cuando está frío, poner en una manga con pico liso y ancho. Poner sobre cada redondel de shortbread haciendo un ‘pinito’ o montañita de dulce de leche. Empezar en el centro del redondel de galletita con la manga perpendicular, y apretar suave pero constantemente mientras se va subiendo la manga hasta la altura que se quiera llegar.
  7. Congelar los conitos por media hora.
Para el baño de chocolate blanco:
  1. Tener listas los chips de chocolate para los ojos si los van a usar.
  2. Tener derretido y tibio el chocolate blanco.
  3. Bañar con cuidado cada cono directo del freezer, haciéndolo girar con cuidado para que se cubra bien todo de chocolate.
  4. Poner los ojos enseguida si quieren.
  5. Dejar enfriar del todo antes de comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Te quedaron lindos!!!
    Yo este año he estado muy, pero muy floja, hice CERO cosas de Halloween, no te pasa que a veces simplemente no quieres ni pensar es fechas así? Me estreso…lo máximo que he hecho es comprar la calabaza, que espero hasta casi fin de octubre para conseguirla en oferta, porque es cara y aquí solo la vende en octubre.
    Así que ayer hice mi puré, y congeleré gran parte para tener calabaza durante el año.

  2. Hola Paula a mi me pasa lo mismo con la decoración en pasteleria.No se si no me gusta o es que tengo 0 paciencia
    .Tienen una pinta barbara.Me hiciste reir con lo del cumpleaños ja ja

  3. que riquisimos!! No se si tengo tanta paciencia, pero se ven buenisimos.
    Me hiciste reir mucho con el final… en todo caso seria para el diván de tu viejo no?! qué onda?! 🙂
    Beso!!

  4. Hola! Qué espectaculares los fantasmitas! Este año decidí no comprar golosinas porque sé que a los chicos les gustan otras cosas también y no tanta chatarra. Preparé para la noche de hallowen mini brownies y mini bizcochuelos. No me dió ni tiempo de rellenarlos. Cuando les dije que no tenía caramelos pero que tenía tortas, podés creer que aplaudieron? Las madres contentas. Si hubiera visto esta entrada antes, quedaba como una diosa con los chicos y con las madres. Será para el año próximo. Beso