Galletitas de queso

galletitas de queso

Estas galletitas son la perdición. Adictivas. Y fáciles de hacer.

La clásica idea para comer con unos tragos, o champagne. O tener en una lata y comer todo el día. Porque son como las papas fritas, cuesta dejar de comer. Sobre todo si las hacen chiquitas, la mitad de las que ven en las fotos. Se acuerdan de las moneditas de queso que venía en un paquete verde?

galletitas de queso

Esta receta es de un libro que salió este año y que compré online, Ottolenghi, un cocinero nuevo pero no tanto que está al tope de mi lista. Yo digo nuevo porque empecé con libros de cocina hace como treinta años; soy de las que tienen recetas arrancadas de revistas de los 80’s… en fin, no hagan cuentas y sigamos con estas galletitas de queso.

El único secreto es usar quesos fuertes, esos parmesanos picantes o algo similar, y algo como paprika o cayena o pimienta negra. O las tres. Que es lo que lleva esta receta. Si la masa no está potente, el gusto final después de horneados es ni. Les va a quedar una galletita de manteca con algo de gusto a queso. Así que sin miedo.

galletitas de queso

galletitas de queso

La idea de hacer cilindros con la masa de cookies o galletitas y guardarlos en la heladera bien envueltos cumple dos funciones: que la masa solidifique lo suficiente para cortarla en redondeles que no se deformen al cocinarlas, y poder ir horneándolas a medida que queremos comerlas – como les conté que hago con los scones de queso -, porque pueden estar un par de días en la heladera sin problema. Se pueden congelar también, pero hay que calcular el tiempo de descongelamiento que tiene que ser en la heladera, de a poco, no sobre el mármol de la cocina, menos si hace calor como éstos últimos días.

galletitas de queso

Tienen semillas de sésamo, que les da un crocante interesante. Yo las uso adentro de la masa, pero pueden pintar los cilindros sólidos con agua (poca) y hacer rodarlos por semillas de lo que quieran, pero a mí me parece demasiado trabajo y muchas se desprenden durante la cocción. Pero quedan más lindas con semillas en todo el borde si tienen invitados. No era mi caso cuando hice éstas. Y no es mi caso casi nunca, ja. No por los invitados, sino porque hay detalles que ya no presto atención. Lo mío es mucho gusto y poca decoración.

galletitas de queso

galletitas de queso

No dejen de hacerlas. No se van a arrepentir.

Galletitas de queso
 
Rinde: 35 aprox.
Ingredientes
  • 230g (1⅔ tazas) harina 0000
  • ½ cucharadita polvo de hornear
  • ½ cucharadita paprika
  • Pizca de pimienta de cayena
  • Pizca de sal
  • ½ cucharadita pimienta negra recién molida
  • 165g manteca, a tº ambiente
  • 165g queso parmesano, recién rallado
  • 80g (1/2 taza) semillas de sésamo
Modo de Preparación
  1. Tamizar la harina en un bowl y agregar polvo de hornear, paprika, cayena, sal y pimienta. Mezclar.
  2. En un bowl grande mezclar la manteca con el queso y las semillas de sésamo hasta que se una. Agregar lo seco en dos o tres veces y mezclar bien con tenedor o la mano (yo uso las manos), hasta que esté bien unido y parejo.
  3. Cortar dos pedazos de papel manteca o film.
  4. En una mesada enharinada volcar la masa, dividirla en dos y hacer cilindros, tratando de no agregar demasiada harina extra. Envolver bien y guardar en la heladera por 1 hora o hasta 3 días.
  5. Veinte minutos antes de cocinar prender el horno a 160ºC.
  6. Cortar redondeles con un cuchillo afilado, y poner sobre placas de horno forradas con papel manteca. Hornear unos 12 minutos, hasta que empiecen a tomar color y estén secas y el olor que salga del horno sea increíble!
  7. Enfriar sobre rejilla de metal y guardar en latas.

apenas adaptadas de Ottolenghi, por Yotam Ottolenghi y Sami Tamimi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *