Galletitas fáciles de queso

Galletitas fáciles de queso

Para contrarrestar esta época donde la gente empieza a estar apurada y el calor a veces irrita, y te llama tu madre para preguntarte por decimonovena vez la receta de algo, y a la mayoría les parece ‘increíble, ya estamos en diciembre’ y cosas por el estilo, es que vengo con esta galletitas fáciles de queso. Por dos razones fundamentales: son fáciles y son de queso. Esas dos palabras juntas en una receta siempre garpan.

Galletitas fáciles de queso

Claramente no son para limitarse a hacerlas en esta época, pero la seguidilla de festejos, por una cosa o la otra, amerita una receta como esta, que sirve para entretener a los invitados mientras van llegando, o para tener a mano como snack mientras organizas el ágape en tu casa otra vez – aunque juraste que este año iban a lo de otro para no tener que trabajar tanto – o para comer con una cervecita con algún amigo que pasó a visitarte.

Galletitas fáciles de queso

Es una masa de queso, que a mi me gusta con gruyere porque es picante, o con cheddar cuando consigo en algún stand en BA Market o alguna otra feria gastronómica, de esas que ahora abundan por suerte, siempre bienvenidas. También mezclo buen parmesano y fontina.

Si el queso no tiene picor, las galletitas siguen siendo ricas – gracias a una razonable cantidad de manteca – pero no tienen mucha gracias. Así que queso power usen.

Galletitas fáciles de queso

El resto como a mi me gusta hacer las masas, en la procesadora. Todo junto procesado hasta que empieza a unirse, un rato a la heladera y voilà, galletitas de queso para todos.

Después estirar la masa y a elegir cortantes, los que más les guste. Mi espíritu navideño me hizo usar estrellas. Y esta receta es tan buena que se merece varias estrellitas, tipo hotel de los mejores.

Eso si, si se les queman porque ponele que atendiste el teléfono y te olvidaste que las habías puesto en el horno, se vuelven un toque amargas. Así que mejor atenti al horno y las sacan cuando empiezan a dorarse. Y después las guardan en una lata, aunque dudo que duren mucho.

Galletitas fáciles de queso

Ah, y si usan la masa para alguna tarta o quiche, ni les cuento.

Galletitas fáciles de queso
 
Rinde: 20 galletitas medianas
Ingredientes
  • 120g manteca fría, cortada en pedazos
  • 120g queso rallado (gruyere, fontina, parmesano, cheddar, emmenthal)
  • ½ cucharadita sal
  • Pimienta negra recien molida
  • Pizca de pimienta de cayena
  • 170g harina 0000
Modo de Preparación
  1. En el bowl de la procesadora poner la mitad de la harina y el resto de los ingredients.
  2. Pulsar hasta que la manteca esté del tamaña de arvejas.
  3. Agregar el resto de la harina y pulsar hasta que se una todo.
  4. Pasar a una bolsa de plástico o envolver en film y enfriar por lo menos 1 hora o hasta 3 días.
  5. Prender el horno a 180C. Forrar una placa para horno con papel manteca.
  6. En la mesada apenas enharinada, estirar la masa con el palote hasta que quede de ½ cm aproximadamente o un poquito más gruesa.
  7. Cortar con cortante y poner en la placa.
  8. Juntar los recortes y volver a estirar tratando de no ablandar mucho la masa. Si es necesario volverla a la heladera veinte minutos para estirarla más fácil.
  9. Hornear por 15 minutos más o menos, hasta que empiecen a dorarse y secarse.
  10. Con cuidado pasarlas a una rejille de metal para enfriar.
  11. Guardar en una lata.

Receta de Around My French Table, por Dorie Greenspan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Esta época es de locos, hay tantas cosas por hacer y mil de reuniones que asistir, y no te pasa que como tienes un blog tienes que llevar algo de comer? naturalmente algo riquísimo como lo que publicas…ay, que me parece un estrés, así que he optado por ser quien lleva el vino o el champagne. Pero sabes, estas galletitas me han picado, y concuerdo contigo, creo que usar un queso picante hará que resalte el sabor del queso.

  2. Pingback: Bruschettas con pasta de salmón ahumado o pesto de cilantro y almendras - Cocina Central

  3. Pingback: Strudel de hongos y queso - Cocina Central