Hinojo caramelizado con queso de cabra

Hinojo caramelizado con queso de cabra

Este es un post corto y al grano.

El hinojo es un ingrediente que tiene adeptos y detractores por igual. Si sos de los primeros, esta receta es un hit. Si estás en la segunda lista, yo vengo a decirte que el hinojo puede ser rico. Vos leíste hinojo y te acordaste de algo con anís que hacia tu tía abuela cuando eras chica y odiabas, o de los caramelos media hora que seguís odiando desde cuando eras chica, o de la vez que oliste el hinojo en la verdulería y te acordaste de alguna de las dos cosas anteriores.

Hinojo caramelizado con queso de cabra
Yo te entiendo. Y sigo insistiendo que puede ser rico si se lo carameliza y come con queso de cabra, el mismo que te sobró del zapallo asado, y con eneldo fresco, el que te sobró del tzatziki. Viste que no todo está perdido?

Es una verdura poco usada. Una manera es cortado crudo híper fino con la mandolina, y agregar a una ensalada (como la que cuenta Flor en los comentarios más abajo). Yo prefiero como se los muestro acá, con pocos ingredientes pero muy bien combinados. Porque a mi el caramelizado me puede. Ni hablar el queso de cabra.

Es una receta de Ottolenghi, un cocinero que publicó libros estos últimos años que son furor. Yo los tengo todos, obviously, y están entre mis favoritos.

Hinojo caramelizado con queso de cabra

Anímense a probarlo. Yo sé que hay algunos valientes por ahí.

Y para los que sigue siendo un no rotundo pero leyeron hasta el final, el viernes vuelvo con unas cookies de limón que son una locura. Se la merecen por ser tan fieles lectores de este minúsculo lugar en la web.

 

Hinojo caramelizado con queso de cabra

Cantidad 4 porciones

Ingredientes

  • 4 hinojos chicos
  • 3 cucharadas de manteca
  • 3 cucharadas aceite de oliva
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita semillas de hinojo
  • Sal marina y pimienta negra recién molida
  • 150g queso de cabra, feta o chevrotin
  • Ralladura de 1 limón y eneldo fresco picado

Instrucciones

  1. Cortar las ramitas del hinojo si las tuviera.
  2. Cortar un poco la parte de abajo y sacar la primer capa si están duras o feas. Tiene que quedar entero el hinojo.
  3. Cortar cada bulbo a lo largo en pedazos de 1cm aproximadamente.
  4. Derretir la manteca y el aceite en una sartén sobre fuego medio/fuerte. Cuando empieza a espumar agregar las rodajas de hinojo, pero sin amontonar. (Si tuvieran que hacerlo en dos tandas, repartir la manteca y el aceite también).
  5. Dejar cocinar sin dar vuelta hasta que empiece a estar dorado, unos 2 minutos.
  6. Dar vuelta los pedazos con pinzas de cocina y cocinar 1 o 2 minutos mas.
  7. Sacar del fuego.
  8. Agregar el azúcar, semillas de hinojo, sal y pimienta a la misma sartén. Cocinar por 30 segundos y, con cuidado,volver los pedazos de hinojo a la sartén para que se caramelicen, 1 o 2 minutos.
  9. Pasar a una fuente y dejar enfriar un poco.
  10. Desparramar el queso de cabra por encima Y servir con ralladura de limón y eneldo fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Sabes, nunca he comido el hinojo, no, no porque no me guste, simplemente porque aquí no lo venden. Bueno, alguna vez lo he visto en algún supermercado, pero no es común y casi nunca hay.

  2. Yo era de las que odiaban el hinojo hasta q probé una ensalada con hinojo bien finito, cebolla morada, palta, naranja y chiles que es una locura. De alguna manera loca todos esos sabores super intensos combinan super sutiles!

    Besos y espero las cookies de limon!

  3. Amo el hinojo. Desciendo de italianos que me inculcaron el bendito hinojo. Me gusta crudo con aceite de oliva y sal pero de cualquier manera me viene bien. La cosa es que me salvaste con esta idea para la entrada del domingo para el sector vegetariano de mi familia. Por lo menos para entrarles con una variante. Si entre toda la locura me acuerdo de sacar fotos las publico en mi blog y te voy a mencionar para que todos tengan el placer de leerte y despues de probar tus recetas. De pado, te agradezco tus comentarios tan generosos. Tenés un no-replay comment y no te puedo devolver las atenciones. Gracias!
    P.D.: a mi me encanta el anís y los media hora!

  4. Me encanta el hinojo! Será porque lo como crudo desde chiquita, me hiciste acordar como se lo robaba a mi mamá de la mesada cuando ella preparaba las ensaladas! Tu receta es magnífica, Ottolenghi nunca falla.

  5. Pingback: Risotto de remolachas - Cocina Central

  6. Lo hice! Me encanto como quedo. Y fue un descubrimiento: nunca habia probado el hinojo.
    Por cierto, tuve que variar la receta porque cuando iba a ponerle el queso de cabra antes de llevarlo a la mesa me di cuenta que estaba malo.
    Termine usando un Parmesano suave, bien estacionado, no excesivamente picante.

    Asi que todavia me queda hacerlo con queso de cabra.

    Gracias!