pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

Pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

Dicen que los perros se parecen a los dueños, y siguiendo esa línea de pensamiento pienso que los blogs se parecen a sus creadores. Si miran mis entradas o posts, tienen muchas inconsistencias empezando por el tamaño de las fotos que no siguen ninguna línea. A veces hago planes, grandes planes sobre todos los detalles del blog y demás redes sociales, y después que se yo, siempre hay algo. Y no mantengo lo que me propuse. No siempre, pero un poco más de disciplina estaría bueno a veces. Que no se que tiene que ver todo esto con pasta al horno, pero así sale hoy la charla.

Eso pienso muchas veces cuando llega el momento de agregar las fotos y son todas distintos tamaños o como hoy, son muy viejas, pero igual las uso. Si hubiera hecho esta pasta en estos últimos días las fotos serían bastante distintas. En fin, hay que fluir diría Vero. Y tiene razón. A pesar de las inconsistencias que uno se encuentra a si mismo.

Pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

La idea era pasarles una de las recetas de pasta que más hago, con mil variantes de verduras/quesos, con o sin salchicha, aunque la verdad, así como está en la receta me encanta. Las variaciones vienen por fiaca de ir a comprar algún ingrediente que me falta.

Es muy fácil y gratinada al horno, algo que suma siempre. Mi madre nos hacía fideos con salsa blanca gratinados al horno, otro plato estrella junto con la tortilla de fideos que sobraban. Al final tenía pocos platos (la cocina no era su lugar) pero buenos. La pasta siempre garpa, o no?

Pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

La salchicha que uso es parrillera, porque me encanta. Le saco la piel y la desmenuzo en la sartén. El gusto se desparrama bien por toda la pasta. Por eso uso fusilli, porque la forma de destornillador hace que se impregne la salsa, esta o cualquier otra.  Orechiette va bien tambíen, que son redondeles tipo orejitas.

Pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

Inventen con lo que hay en la heladera, mezclas de quesos y verduras varias. O pollo que sobró en vez de salchicha parrillera, aunque no es lo mismo. O panceta, ponele. Eso sí es un buen cambio.

Pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

Y una confesión: hago una fuente grande para que sobre porque lo que más me gusta en el mundo es la pasta recalentada. En eso si soy consistente y disciplinada.

.

Pasta al horno con zucchini, gruyere y salchicha

Cantidad 3 a 4 porciones

Se pueden usar otros quesos, que sean picantes y distintos entre si.

Ingredientes

  • 3 zucchinis, cortados en cuatro y en rodajas
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 250g salchicha parrillera o chorizo, sin la piel y desmenuzada
  • 1 cebolla, picada
  • Sal y pimienta negra
  • 1/2 taza vino tinto
  • 1/2 taza crema
  • 1 cucharadita tomillo fresco o seco
  • 60g queso de cabra semi-duro, en cubitos o rallado
  • 2/3 tazas queso parmesano o sardo, rallado
  • 1/3 taza queso gruyere, rallado
  • 250g pasta corta seca, tipo fusilli (yo uso De Cecco)

Instrucciones

  1. Poner agua con sal en una olla grande y cocinar la pasta al dente según el paquete.
  2. Prender el horno a 180ºC. Enmantecar una fuente de horno con borde alto.
  3. Calentar aceite en una sartén u olla grande. Agregar salchicha y cocinar hasta que empiece a dorarse.
  4. Agregar cebolla, tomillo y zucchini. Agregar sal y pimienta a gusto, y cocinar hasta que se ablanden los vegetales y empiece a dorarse.
  5. Agregar el vino blanco y levantar lo que haya pegado en el fondo de la sartén.
  6. Agregar crema y llevar a hervor. Sacar del fuego y agregar queso de cabra y la mitad del parmesano.
  7. Agregar los fideos a la sartén. Mezclar bien y poner en la fuente de horno preparada.
  8. Poner por encima el resto del parmesano y gruyere.
  9. Cocinar 15-20 minutos hasta que esté gratinado. Servir caliente.

adaptado de la revista Bon Appetit, Marzo 1989

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Ya, que un poquito de desorden no cae mal, digo, es saludable para romper lo rutinario.
    Siempre he pensado que basta con que algo esté gratinado, cualquiera se lo come, no sé que tiene el queso derretido al horno que hace que todos lo quieran comer.

  2. Pingback: Maní con chocolate - Cocina Central

  3. Pingback: Pasta al horno con zuchini – Cocina Decocasa