Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

El arroz siempre fue uno de mis platos preferidos, y hay que reconocer que los italianos con el risotto lograron hacer algo magnífico con un ingrediente muy común y barato. Además, después del risotto caliente, al día siguiente vienen las risotto cakes, que se hacen con las sobras. Esa receta viene pronto.

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Primero lo primero, que es este risotto con hongos portobello, shiitakes y verdeo.

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Usé verdeo chino, que es similar a la cebolla de verdeo común, pero más finita y sin partes coloradas, todo verde y blanco. El gusto es parecido, un poco más sutil. Si nunca escucharon hablar del verdeo chino, lo consiguen en el barrio chino, obvio, y probablemente en cualquier verdulería buena. Pregunten, muchas veces te consiguen cosas.

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Esta receta es bastante básica, ideal para hacer un día cuando vuelven del mercado con verduras de estación en la bolsa, y se dan cuenta que compraron de todo porque se tentaron. A mí me pasa seguido, y hay algunos platos que no fallan, como sopa de verduras al horno, tortillas y risotto.

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

Hongos y cebolla de verdeo (o puerros, una combinación que es más clásica todavía) es rica y por lo general les gusta a todos. Los portobellos ya hay por todos lados, chicos o grandes, y shiitakes frescos cada tanto. Otro hongo que me vuelve loca son los porcini, que acá es muy difícil que los encuentre frescos, pero secos hay. Eso sí, caros. Pero valen la pena. Igual hoy no los usé. Este risotto se dio por un viaje al barrio chino a ver que había de estación.

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo

El clima que va y que viene, que no sabe si ponerse el sombrero de primavera u otoño casi, fresco y lluvioso, y un poco de tiempo libre resulta en este tipo de comidas. Aunque el risotto es mañoso, y hay que comerlo enseguida, como el soufflé.

Risotto de Hongos y Cebolla de Verdeo
 
Autor:
: Plato Principal
Rinde: 4 porciones
Ingredientes
Para los hongos:
  • 3 tazas hongos frescos, picados bien gruesos (yo usé portobellos y shiitakes)
  • 1 cucharada sopera aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera manteca
  • Pimienta negra
Para el risotto:
  • 6 tazas de caldo, aproximadamente
  • ½ taza jerez (o vino blanco)
  • 2 cucharadas soperas manteca
  • 2 cucharadas soperas aceite de oliva
  • ⅓ taza cebolla de verdeo picada
  • Tomillo fresco, un par de ramitas
  • 2 tazas arroz Arborio o Carnaroli
  • 4 cucharadas (60g) manteca fría, en pedacitos
  • ⅓ taza queso Sardo rallado (o parmesano)
  • 2 cucharadas soperas perejil fresco picado
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Cebolla de verdeo picada, para decorar
Modo de Preparación
Para los hongos:
  1. En una sartén grande, derretir juntos la manteca y aceite. Agregar los hongos sobre fuego alto, revolver para impregnar y cocinar sin tocar hasta que empiecen a dorarse. Reservar en un plato o bowl.
Para el risotto:
  1. Calentar el caldo a fuego bien bajo.
  2. Derretir las 2 cucharadas de manteca y aceite en la sartén sobre fuego medio. Agregar verdeo, salar apenas, y saltear por 1 o 2 minutos, sin que se quemen.
  3. Agregar el arroz crudo, y revolver con cuchara de madera para impregnar bien cada grano en el medio graso, más o menos 1 minuto.
  4. Agregar el jerez o vino blanco y dejar que evapore casi por completo. Agregar la mitad de los hongos dorados.
  5. A partir de ahora, hay que ir agregando caldo caliente, de a ½ taza más o menos. Tiene que cubrir apenas el arroz.
  6. Ir revolviendo continuamente, para que el grano largue el almidón, agregando caldo cuando vaya siendo absorbido el anterior.
  7. El risotto tarde unos 18 a 20 minutos en estar listo, con el grano al dente, así que después de los 15 minutos ir probando para no agregar mucho caldo al final.
  8. Cuando está al dente, retirar del fuego y agregar la manteca fría, queso rallado y perejil. Mezclar rápido y parejo con una cuchara de madera, para que se derrita la manteca y el queso y quede un risotto bien cremoso.
  9. Servir enseguida, con el resto de los hongos y verdeo fresco por encima.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pingback: Risotto Cakes con Queso, Tomatitos Cherry y Brotes - cocina central

  2. Paula!! Que lindo tu nuevo sitio!! 🙂 Como estas vos? Perdon que la otra vez me colgué y terminamos no encontrandonos! Ojala que estes muy bien! Y ya acomodada en tu casa nueva (que ahora ya no es tan nueva!)

    Un beso!
    feli