Tarta de chocolate y frambuesa

Tarta de chocolate y frambuesa

Si fueron aplicadas y compraron frambuesas para congelar como hablamos en el post de los cuadrados de ricota y frutos rojos, esta tarta de chocolate y frambuesa es una alternativa para esa cajita que todavía no llegó al freezer y corre riesgo de languidecer en la heladera. Por lo menos eso me pasa a mi.

La hice hace dos navidades, una de las que hicieron un millón de grados, que yo no me la voy a olvidar en parte por los daiquiris que tan alegremente preparamos – de sandía y de mango, todo con fruta fresca, y que empezamos a a tomar antes que oscureciera – y que estaban pegando lindo antes que termináramos de comer. Al día siguiente la cabeza me explotaba y no encontraba ni una aspirina en toda la casa. En fin, ya tendría que haber aprendido, a no tomar con tanto calor o a tener aspirinas por lo menos.

Tarta de chocolate y frambuesa

El relleno es con chocolate bien semi amargo y de buena calidad. Hace una diferencia y bastante grande. Las frambuesas son frescas y se disuelven un poco cuando la tarta se cocina. Es un postre sofisticado de chocolate con tropezones apenas ácidos. Increíble. Se puede servir con crema batida para los que quieren un gusto más suave.

Tarta de chocolate y frambuesa

Rinde bastante, porque un pedazo chico es suficiente. Más cuando también estás agarrando garrapiñada, turrones, nueces, etc de la bandeja que hay en el medio de la mesa.

Si le sacan las frambuesas les queda una de las mejores tartas de chocolate que hayan probado.

Tarta de chocolate y frambuesa

La masa dulce es la que uso para casi todas las tartas que hago. Se puede guardar unos cuantos dias en la heladera o congelar. Acuérdense de ponerle etiqueta con nombre y fecha así después no están tratando de adivinar que habían congelado. Las veces que decido limpiar el freezer y encuentro bolsas y bolsitas con restos de masas, todas parecidas, ni les cuento.

Tarta de chocolate y frambuesa
 
Si le sacan las frambuesas es una excelente tarta de chocolate!
Rinde: 8 porciones
Ingredientes
Para la masa dulce:
  • 125g azúcar impalpable
  • 255g harina 0000
  • Pizca de sal
  • 130g manteca sin sal, blanda pero no grasosa
  • 1 huevo
Para el relleno:
  • 225g chocolate semi amargo, picado (yo uso Callebaut o Fenix)
  • 150g (1/2 taza) crema
  • 120g (1/2 taza) leche entera
  • 1 huevo + 1 yema, apenas batidas
  • 300g frambuesas frescas
Modo de Preparación
Para la masa dulce:
  1. En un bowl tamizar azúcar impalpable, harina y sal. Reservar.
  2. En una procesadora poner la manteca y pulsar un par de veces hasta que este cremosa. Agregar ingredientes secos y el huevo por encima de la manteca y procesar unas cuántas veces pero sólo hasta que la masa empiece a unirse. No dejar que se forme un bollo.
  3. Volcar todo sobre la mesada limpia y unir hasta tener un bollo, trabajando la masa lo menos posible. Envolver en plástico y llevar a la heladera por lo menos 2 horas.
  4. Para estirar, enharinar apenas la mesada. Tener preparado un molde de 24 cm con fondo desmontable.
  5. Si la masa está muy dura, cortarla en varios pedazos e ir encimándolos de a uno, presionando hacia abajo para ablandarlos. No dejar que la masa se caliente.
  6. Estirar con un palote enharinado hasta que esté de más o menos ½ cm de espesor. El círculo de masa tiene que ser unos cm más grande que el molde.
  7. Forrar el molde, pinchar el fondo con un tenedor y llevar a la heladera por una hora por lo menos. O congelar por 20 minutos o más.
  8. Prender el horno en 180C.
  9. Forrar la masa con papel aluminio que cuelgue por los costados. Poner peso encima, pueden ser garbanzos crudos o pesitas de cerámica o arroz crudo.
  10. Cocinar 15 minutos, retirar el aluminio con el peso y cocinar 8 a 10 minutos más, hasta que esté apenas dorada y seca. Reservar sobre rejilla de metal.
Para el relleno:
  1. Poner el chocolate picado en un bowl. Calentar la crema y leche juntas hasta justo antes que empiecen a hervir. Verter sobre el chocolate y dejar reposar 1 minuto. Con un batidor de alambre, mezclar desde el centro hasta que esté bien cremoso y unido. Dejar reposar 5 minutos.
  2. Agregar huevo y yema y unir bien.
  3. Verter sobre la masa precocida, y encima desparramar las frambuesas frescas.
  4. Cocinar de 15 a 20 minutos, o hasta que los bordes estén firmes pero el centro todavía se mueva un poquito.
  5. Dejar enfriar sobre una rejilla.
  6. Servir a temperatura ambiente, espolvoreada con azúcar impalpable.

adaptada de Simply Sensational Desserts, de Francois Payard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Pero, Paula, esto es como un pecado capital !! Ja-ja !!
    Fuera de broma, se ve fabulosamente rica y como me encanta la combinación chocolate frambuesas (y además tengo frambuesas de Villa Las Rosas) no tardaré en ponerla en práctica.
    Suerte la próxima vez con las aspirinas, aunque tengo a sensación de que prevalece en ellas una tendencia a desaparecer justo cuando uno más las necesita.
    Bs. !